Icono de WhatsApp WhatsApp

Descubre el aporte de FANOSA® en la construcción de naves industriales

FANOSA Staff

Las naves industriales son construcciones que cumplen con el objetivo de resguardar insumos o servir de refugio para la actividad industrial. En ellas se realiza: almacenaje, producción, manufactura, distribución, etc. 

Su construcción debe cumplir con criterios de diseño que aseguren condiciones ideales de trabajo para cada actividad, por lo que deben ser estructuras fuertes con iluminación y calefacción interna que creen un entorno de trabajo seguro. 

Aunque durante la revolución industrial se construyeron principalmente de madera y piedra, hoy día se pueden fabricar con distintos tipos de materiales que ofrecen mejor resistencia y durabilidad. Descúbrelos a continuación.

Tipos de naves industriales según su estructura

El acero, EPS y block son los materiales principalmente usados para construir naves industriales. A su vez, representan los principales tipos de estructuras, empleando uno u otro diseño según los usos del edificio.

Estructura de acero

Como indica su nombre se trata de edificios cuya estructura principal está compuesta en su totalidad o gran mayoría de acero. Destaca entre otros tipos de construcción por su rapidez de fabricación

Es un sistema ideal si se busca tener un edificio funcional en poco tiempo. Pero hay que tener en cuenta que, en este tipo de estructura, los usos son limitados. Por ejemplo, no podrías usarlo en actividades que requieran condiciones de temperatura interna controlada. 

Prefabricados de EPS

En este tipo se aplican técnicas de construcción en seco en las que el material destacado es el Poliestireno Expandido (EPS). Por la naturaleza de este tipo de método constructivo, la estructura principal se arma con ausencia de conglomerados húmedos. 

El EPS sirve para crear estructuras modulares que se adaptan al diseño de la nave que luego son reforzadas con concreto. El uso del EPS, además, acelera los tiempos de construcción y reduce la cantidad de hormigón utilizada. 

Construpanel® es un ejemplo de un sistema constructivo basado en EPS normalmente empleado para la construcción de naves industriales. Está formado por placas de EPS y en ambas caras lleva una malla de acero con conectores transversales soldados entre sí, resultando en un sistema versátil y ligero que resiste las cargas de vientos y sismos. Además es rápido de instalar, económico y permite una amplia variedad de acabados. 

Pared de Block

Esta estructura se arma con bloques de concreto y se recomienda para climas tropicales y cálidos porque ayudan a mejorar la temperatura de los espacios.

Cada block se fabrica con una combinación de cemento, arena y agregados en proporciones que le brindan una gran resistencia estructural. 

Su desventaja es que se emplea mucha cantidad de estos materiales. Además su uso aporta mucho peso a la estructura y requiere de profesionales para su instalación, además de requerir un tiempo extenso para su correcta colocación.

Una forma de aportar ligereza a este tipo de estructura es usar para el techo materiales como Insulpanel®. Un panel compuesto de EPS recubierto en ambas caras con una lámina de acero galvanizada que puede servir para techo, muro exterior, muro interior, plafón, fachadas.

Mixtas

Las naves industriales mixtas se basan en combinaciones de las técnicas mencionadas. Se hace para conseguir las mejores características de cada tipo de construcción.

Al unir estas técnicas el constructor consigue una estructura sólida y resistente fabricada a buen tiempo y a un costo aceptable. 

Categorías de naves industriales según su uso

Las naves industriales también se pueden clasificar de acuerdo al tipo de actividad a contener. Considerando eso, el constructor podría realizar cualquiera de las siguientes estructuras: 

Centros de datos

Este tipo de nave es solicitado principalmente por empresas de Data Center. Ellos suelen ocupar el espacio con varias filas de servidores y ordenadores. Para esto el edificio debe contar con un buen sistema eléctrico que soporte todos los equipos.

Otro requerimiento que suele ser importante es el suelo. Buscan un suelo que permita la refrigeración de los equipos y el cableado sencillo. Por eso las naves que se construyen con Steelfoam FANOSA® son ideales para este uso, ya que este sistema permite el aislamiento y refrigeración del suelo necesario para estos espacios

Naves industriales de almacenamiento en frío

Se utilizan para almacenar mercancías frías. Los principales usuarios de estas estructuras son organizaciones que se dedican a la fabricación, almacenamiento o distribución de alimentos, fármacos u otros procesos que requieran frío.

Para estos usos las naves deben contar con congeladores y refrigeradores de alta capacidad, además de diseñarse con paredes, techos y pisos que garanticen la conservación de la temperatura interior

Insulpanel® y otros tipos de materiales EPS son ideales para este tipo de nave industrial, pues su capacidad aislante garantiza que independientemente de las condiciones climáticas externas, en el interior del edificio siempre habrá condiciones de frío constantes.

Naves industriales de fabricación

Este tipo de nave se construye en función de las necesidades de la empresa que va a hacer uso de las instalaciones que son principalmente actividades de fabricación donde se emplean máquinas, materiales y productos especiales.

Los suelos, paredes, techos, muelles de carga, conductos, sistemas de ventilación, drenajes, servicios, etc. se diseñan para cumplir con los requisitos de la actividad. 

Naves industriales flexibles

Las naves flexibles son aquellas que en su interior pueden tener una amplia cantidad de usos. En su diseño se considera incluir todos los servicios, espacios y sistemas que generalmente son comunes entre actividades. 

Su uso se adapta a las necesidades de cada empresa y por lo general son el tipo de nave industrial favorito de organizaciones que necesitan dividir su espacio de trabajo entre oficinas y almacenamiento. 

Por estos motivos se recomienda usar soluciones basadas en EPS para su construcción. Al ser un material tan versátil, se cubre una gran cantidad de futuras necesidades al integrarlo en la construcción.

Las naves industriales son construcciones que albergan actividades de tipo industrial. Se caracterizan por ser amplias, resistentes y fabricadas para brindar todas las comodidades que faciliten procesos de fabricación, almacenamiento, producción, etc.

Su estructura debe ser capaz de soportar el trabajo pesado y brindar condiciones de trabajo seguras. Para eso lo mejor es emplear en su fabricación materiales resistentes como el EPS.

Contacta con nuestros expertos en FANOSA® para conocer más sobre las características de cada una de estas soluciones y determinar cuál funciona mejor según tus necesidades.

{{cta(‘4dd5dcf0-b27f-4bb7-9f9b-bc55856064e8’)}}

Fanosa Staff

FANOSA Web editors Staff

Suscríbete al blog


This site is registered on wpml.org as a development site. Switch to a production site key to remove this banner.