Icono de WhatsApp WhatsApp

Retechados y renovaciones de tejados grandes: ¿cuándo convienen más?

FANOSA Staff

En ocasiones, el techo de nuestra edificación o construcción puede sufrir algún daño. Si bien es posible hacer una renovación general, también existe la opción del retechado.

Generalmente se opta por realizar una renovación completa del techo, lo cual acarrea un gasto excesivo, aun cuando el daño estructural posiblemente no es generalizado.

Es por eso que en este artículo trataremos la diferencia entre el retachado y la renovación del techo y cuándo es conveniente una u otra.

¿En qué consiste el retechado o renovación de techos? 

Cuando la vida útil del techo de nuestra edificación se está viendo afectada puede alterar en primer lugar las condiciones internas. Esto se ve reflejado por la presencia de filtraciones, hundimiento o deformaciones causadas en gran medida por las inclemencias del clima. 

Este tipo de afectaciones si no son tratadas a tiempo podrían comprometer la estabilidad estructural de la construcción haciéndole perder su valor.

Para solucionar este problema tenemos distintas opciones como lo es la renovación del tejado o el retechado, pero ¿en qué consiste cada una?

En líneas generales, ambas opciones consisten en realizar cambios en el techo de una edificación para solucionar problemas o darle una nueva vida a la estructura.

¿Son lo mismo?

Si bien cumplen una misma función, existen diferencias técnicas con relación a la renovación del tejado y la opción del retechado.

Cuando nos referimos a la renovación del tejado o techo nos encontramos con que se realiza un cambio completo de elementos que conforman la estructura; con ello se logra una restauración integral de la cubierta de la edificación.

Por otro lado, el retechado es una opción más rápida y menos costosa para hacer mejoras en el techo de una edificación. Esta consiste en colocar una nueva cubierta sobre la ya existente, a fin de brindarle una protección extra y evitar un daño estructural.

Si bien cada opción es válida, lo importante es saber qué materiales puedes emplear para que la renovación o el retechado sean eficientes.

Existen soluciones basadas en EPS como el Insulpanel® de FANOSA® que ofrece resistencia a los factores ambientales, además de ser ligeras y rápidas de instalar.

¿Dónde se pueden utilizar estas soluciones? 

Según las condiciones y el tipo de edificación, un retechado podría aplicarse en edificaciones como escuelas y talleres, ya que ahí principalmente se realizan actividades diarias con personas o niños, por lo que la seguridad es primordial.

Esto brindará una protección extra a la estructura, además de ayudar a mantener la seguridad y el confort interior de las personas que lo ocupan.

Por otro lado, la renovación de techo o tejado es ideal al momento de realizar mejoras en cubiertas de naves industriales o bodegas, donde principalmente se almacenan mercancías, con el objetivo de preservar la temperatura interna.

Sin embargo, esto no limita que se pueda emplear un retechado en edificaciones comerciales o almacenes, esto dependerá del área afectada, el estado estructural de la edificación y de las condiciones climáticas de la zona. 

Para este tipo de reparaciones siempre es importante emplear soluciones constructivas que sean de rápida instalación, brindando resistencia y seguridad.

Insulpanel® para retechados y renovaciones de techos

Ya sea que optes por hacer una renovación general del techo o simplemente realizar un retechado, cuentas con soluciones constructivas como el Insulpanel® de FANOSA®.

Este es un sistema de paneles de EPS entre dos láminas de acero prepintado fácil de instalar y resistente a los factores ambientales.

Otras ventajas que ofrece el sistema Insulpanel® es que al ser ligero, no aumenta de manera significativa la carga estructural de la edificación.

Además ofrece un mejor aislamiento térmico durante la vida útil de la edificación, con un bajo mantenimiento, ahorrando tiempo y dinero.

En este vídeo te explicamos un poco más acerca del sistema constructivo Insulpanel® de FANOSA®.

Al plantearse un proyecto de reestructuración de la cubierta de una edificación lo primero es conocer la función de dicha estructura.

A partir de allí identificarás qué tipo de proceso constructivo vas a emplear ya sea una renovación general del techo o simplemente un retechado.

Y lo más importante es contar con un proveedor estratégico de soluciones constructivas como FANOSA®; que te acompaña en cada una de las etapas de tus proyectos.

Contáctanos ahora y uno de nuestros asesores especializados te orientará para elegir el mejor sistema constructivo de EPS que tenemos a tu disposición. 

Te puede interesar:

Los problemas más comunes en obra y cómo solucionarlos

Nueva tecnología en el aligeramiento de mortero y concretos

Productos y técnicas para la longevidad de tus proyectos sustentables

{{cta(‘cba9d6af-2e4d-44de-97da-74edc2f19ff2’)}}

Fanosa Staff

FANOSA Web editors Staff

Suscríbete al blog


This site is registered on wpml.org as a development site. Switch to a production site key to remove this banner.